Ah que caray con el teatro comercial.

Ah que caray con el teatro comercial.

Cuando tenia 12 años, el revisar el periodico en busca de la cartelera
de cines, me topaba siempre con la de teatro, entonces me parecía que
la mayor parte de los anuncios de las obras que presentaban eran
vulgares, presentaban caricaturas de los protagonitas y mujeres con
grandes senos, los nombres eran sugerentes y llenos de albures, así
los veia yo a los 12 años.
Por supuesto a esa edad no entendía los albures no decía groserías,
sin embargo el sentido de lo vulgar no desaparecio. Aunque la
cartelera teatral se haya reducido, desaparecieran muchos teatros y el
internet y la televisión por cable llegará a muchas más personas, en
la cartelera abundan las obras aburridas, monótonas y aún más
vulgares.

Decidí aventurarme, ir a una de estas producciones, esperando que
quizás la inocencia de mis doce años nublará mi visión... Pero oh
no, OhNo. Jamás me había salido de un teatro, ni siquiera en la
ópera de Greenawey de 100 objetos me había salido, pero mi
aburrimiento era tal que no sabía a donde poner la vista, chistes
malogrados, mujeres buenísimas con dialogos absurdos y la risa de los
espectadores, y yo sin entender de qué se reían. Hasta ahora no lo
entiendo. Hay un momento en que es obligado recuperar la dignidad y
levantarse del asiento bajo la mirada del resto de los espectadores, a
loa actores no creo que les afecte mucho, pero he terminado tan
deprimida que no se si cuando escucho que el teatro en Mexico se esta
muriendo me da alegría o tristeza, al menos queda el círculo
universitario y el del estado... Bueno ahí no hay muchas comedias,
pero tampoco bisteces en las butacas. Y lo peor es que esa comedia es
lo que se ve en la tv actual. Si bien dicen que el humor es signo de
inteligencia, en Mexico parece ser todo lo contrario.


Enviado desde mi iPod

Comentarios

Entradas populares