infiel

Hace muchos años, escuché de un hombre: "A mi mujer no le falta nada"... Eso antes de ser infiel. ¿Qué nos falta cuando pensamos en serlo?, la vida no es un sitcom, pero constantemente lo olvidamos, de no ser porque no hay risas grabadas, hasta pensaríamos que el guión lo escribió otra persona, pero, cómo me lo dijo "85" en medio de cierta crisis: debes dejar de culpar a los demás por tus acciones (tnks).

Si nos falta pasión, romance, lujuria en el matrimonio, lo más difícil es quedarse, sí y lo más inteligente es "pedir" lo que no se tiene, pero siendo honestos, los oídos sordos no son pocos y eso de que "pidas y se te concederá" la más de las veces nos lleva las situaciones más vergonzosas imaginables. Y al final, no se concede y entoncés aparece la "puerta falsa"... Que ni es falsa ni es puerta, sólo buscamos eso que el matrimonio no nos dá y que pocas veces regresa. Terapeutas afirman que es mejor terminar la relación actual antes de ser infiel... Sí, pero eso no sucede, y entonces nos amarramos las piernitas y volteamos los ojos a ver que nos compensa la relación, pero al final: siempre estamos solos. Y el otro... ¿Qué piensa? Cuando se niegan las peticiones de sexo, la pregunta no es sólo para aquel que desea ser infiel, tambien para la pareja que "inocentemente" dice que "no entiende qué paso...". Pasó que no pasó nada.

Cada quien es responsable de sus acciones, y de cerrar o abrir sus piernitas, pero sería bueno que unos abrieran más y otros no, que se piense qué es lo que sostiene la relación y si se es feliz, que a fin de cuentas, es lo que importa, ¿no?.

Comentarios

Entradas populares