Joven Rockera

Hoy me invitaron al Corona Capital, más allá de ser un llamado de último momento (Supongo que alguien no apareció en el circulo de amistades) me sentí aturdida ante la invitación, soy madre y al momento de decir cortésmente que no asisitiría por cuestiones de agenda - léase ver una película, cenar acompañada de mis hijos y leerles un cuento antes de dormir- me sentí abrumada cuando me dijeron que era una mamá joven rockera... ¿de verdad?

Yo no soy una mamá rockera, no lo soy y jamás lo he sido, soy melómana y por ello declaro que prefiero por mucho un concierto en HBO HD que ir a congelarme a un evento masivo, soy más de teatros y foros de jazz que de raves (esos los viví muy a gusto a los veinte), pero ahora soy una mami, una mom, una má, y cosa curiosa, no me siento estancada en mi vida ni busco desenfrenadamente un momento de escapar de ella.

Adoro vivir con mis hijos, reírme con ellos es lo más hermoso que me ha pasado, porque además soy madre de un par de genios maravillosos, unas chingonadas, uno encantos de amor que me vuelven loca de alegría cada mañana, por eso sus noches son tan valiosas para mi, me llenan de energía, de alegría, de paz y emoción, que los chistes que me dicen son lo más cabŕon y que me pasa a mi, está muy intenso.

No me siento mal de no ir a un concierto, tampoco de que me digan que soy de hueva, la neta es que explicar a quienes no tienen o que no deseaban tener hijos lo que siento es imposible, yo jamás podría haber sido la tía consentidora, porque a mi no me gustaban los niños antes de tener hijos, así que no moría por compartir con mis sobrinos, pero sabía a muy fuertemente que lo mío era ser madre y que eso era lo que me llamaba en el alma. Ahora vivo el sueño, mi sueño, imposible de explicar.  ¡A huevo que rockeo y lo hago oyendo el cascanueces en las clases de baile!.


Comentarios

Entradas populares