Un propósito de año diferente

Con el año nuevo parece que con el año nuevo nos planteamos los propósitos más comunes, tan comunes que no parecen propios si no masivos, como propósitos de año nuevo de hace 5 o 10 años, bajar de peso, viajar, aprender algún idioma, hacer una maestría o al menos titularse, son las metas que la mayor parte de la gente desea realizar, muchos de ellos se logran muchos (los más) se olvidan.

En ésta nota decido fomentar un propósito, que no es de lo más común, no es famoso, de hecho es de esos de los que no le gusta hablar a la gente.

¿Conoce usted casos de tíos o parientes que nunca veía porque eran muy raros?

Que vivían en el cuarto, alejados de todos, que no se aparecían en las fiestas familiares, con los que no conversan casi nunca, de los que no saben ni como viven, o de qué viven. Los raros, los freaks, los que dan miedo, los que de algún modo provocan un poco de "penita" porque no saben nada de ellos, y que sólo frecuentan a su círculo más cercano, a los que no les conocen amigos y si llegan a tener parejas usted se pregunta frecuentemente ¿cómo?

En México el porcentaje de personas con trastornos prisquiatricos es muy alto, es bastante usual escuchar a adolescente habla sobre bipolaridad cuando cambian de opinión constantemente, sin embargo la mayor parte de quienes hablan a la ligera sobre bipolaridad no tiene idea de qué habla.

Éste año le propongo acercarse a la persona con trastornos psiquiatricos más cerca a usted, ¿sabe porque?, porque la mayor parte del tiempo buscamos por instinto evadir a aquellos que no son tan "normales" como nosotros, viviendo en nuestro entorno social



Comentarios

Entradas populares